jueves, 16 de agosto de 2012

Un “Lío de falda”, de guión, de historia...


Hacer cine no es un juego. Cada vez que una película dominicana se estrena hay la expectativa de lo que traerá. “Lío de falda”, definitivamente ha traído más de lo mismo.
A nuestro cine se le reprocha el hecho del exceso de uso de gente de la televisión. En este caso, Miguel Vásquez ha recurrido nuevamente a ellos. Pero éstos no funcionan porque sean de la pantalla chica.
“Nuebayol”, de Ángel Múñiz, por poner un ejemplo, mostró que personajes y actores de la televisión pueden hacer un trabajo bien en la pantalla grande cuando se tiene algo que decir y se sabe como expresarlo.
Una película no se puede basar en personajes vacíos, que probablemente sirvan en una comedia de televisión, pero que en un filme han de tener una mayor profundidad.
Por ejemplo, los dos comunistas, Simón y Bolívar (Phillip Rodríguez y Fernando Rodríguez), no pueden fundamentar sus roles, casi estrictamente, en el hecho de vestir camisetas con la imagen de El Ché o la bandera de Rusia.
El caso de Oscar Pérez, en el papel de El Presidente, funcionaría en la fugacidad de un “sketch” televisivo talvez, pero en un largometraje, se hace más que reiterativo, sin crecimiento, cansón.
Otra queja a la filmografía local es que los guiones son deficientes. El presente, no trata de mostrar que sea diferente.
Y es que una buena historia, que no se adapte bien al cine, que como arte tiene un lenguaje, unos códigos, que sirven para narrar de manera visual un determinado relato.
Miguel Vásquez trae en esta película, una explicación ficticia y en tono de comedia al escándalo bancario que se vivió durante el gobierno de Hipólito Mejía, causado por un “Lío de falda”.
Pero, nada de lo que pasa es explicado con un buen uso del lenguaje del cine, sino con un exceso de reuniones, y conversaciones con los asesores de El Presidente (Elías Camacho y Omar Ramírez) que poco entenderá el espectador que no conozca el caso ocurrido hace casi 10 años.
Otro detalle que hace difícil la comprención es el hecho de haber puesto a hablar en árabe a unos personajes que el único elemento que tenian de esa región del mundo era las voces, cuando fueron descuidadas tantos otros aspectos.  
(+)
FICHA TÉCNICA
Reparto.

El elenco está conformado por actores dominicanos y puertorriqueños, entre los que figuran Phillip Rodríguez, Fernando Rodríguez, Raúl Carbonell, Herbert Cruz, humorista boricua, Mía Taveras, Óscar Pérez, quien representa al expresidente, y Elías Caamaño.

La película, escrita y dirigida por el joven Miguel Vásquez fue filmada en 35 milímetros en agosto de 2011 en Santo Domingo y algunas escenas en Puerto Rico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario